Clic, Diseño y Desarrollo de sitios Web en México ::
  desdegdl :: ayúdanos a dominar el mundo: Leones contra cocodrilo

Una historia -más- de corrupción

Escrito Por
19 de noviembre del 2008

Este blog se va a convertir, cuando menos por esta ocasión, en un emulador del conocido blog Hazme El Chingado Favor. Lo digo porque ahora nos toca quejarnos, en particular a mi, de un incidente de corrupción policiaca.

Resulta que salimos un grupo de amigos (incluído el staff de Vivir Guadalajara) a Michoacán, más específicamente a Patzcuaro y sus alrededores a celebrar (no sé si es la palabra más adecuada) el Día de Muertos pasado. Para no hacerles el cuento largo, después de recorrer todo el pueblo de Janitizio como tradicionalmente se hace, nos fuimos a Morelia a buscar hotel donde pernoctar para al día siguiente regresarnos a Guadalajara. En eso estábamos, buscando un hotel por las calles de Morelia, yo iba manejando, ya teníamos unos 15 minutos dando vueltas por la ciudad a las 2:15 AM cuando pasó (¿lo inevitable?) y es que nos detuvo una patrulla de policia de la ciudad número T-202 y placas 00-802.

He de mencionar que estaba haciendo mucho frió por lo cual decidí no bajarme del carro, por lo que un oficial se acercó a mi puerta y me pidió la licencia y la tarjeta. Yo le pregunté que si era oficial de tránsito (debido a que yo no estaba seguro si ahí me podía infraccionar un policía además de que no portaba uniforme), luego de decirme que si le pregunté que cual era la “supuesta” infracción que había cometido. Y me dijo con un tono un tanto molesto que porque me había pasado un alto, cosa que no era cierta. Pero como era de suponerse desde el primer momento estaban buscando una “mordida”. La verdad nosotros estábamos muy cansados ya y poco nos importaba la multa aúnque no fuera justa por lo que como es mi costumbre le dije que me la diera. Luego se fué a su patrulla con mi licencia y la tarjeta de circulación, se hicieron tontos unos 5 minutos y luego regreso a decirme “venga para que le explique como está la situación” (o algo por el estilo) y yo le respondí de la misma manera que lo que yo quería era la multa. Se volvió a ir a su patrulla, se volvieron a tardar un rato más, está vez un poco más. Según dice mi hermana parecía que discutían sobre las placas del carro porqué eran foráneas (de Jalisco). Luego regresa con la multa y solo me devuelve mi tarjeta de circulación y se regresa a su patrulla. En eso reaccionamos y nos bajamos del carro a preguntar por la licencia a lo cual nos dice que la van a retener, les pedimos (ya un tanto molestos tengo que admitir) que nos muestren el reglamento donde diga que tienen que proceder de esa manera (no es que desconfiemos jaja) y nos enfrascamos en una discusión sin salida, dónde al final de cuenta no nos enseñaron el reglamento ni me devolvieron mi licencia. Ya al final y con la calentura del momento les dijimos un poco de sus verdades mientras se arrancaban en su patrulla para desaparecer.

Al final de cuentas yo me quedé sin licencia y con una multa por pagar en Michoacán por haber hecho nada. Incluso unos instantes antes de que me infraccionaran vi a una camioneta local pasarse un alto, rebasándome mientras yo estaba esperando el siga y pregunten si los detuvieron. En fin, así es nuestro querido país.

  • Felicidades por denunciar este tipo de cosas.
    Ojalá todo el mundo lo hiciera.
    Y ojalá lográramos hacer un portal de corrupción, en Guadalajara, ya que es impresionante cómo nuestra ciudad está cada día peor.
    Saludos.

  • Felicidades por denunciar este tipo de cosas.
    Ojalá todo el mundo lo hiciera.
    Y ojalá lográramos hacer un portal de corrupción, en Guadalajara, ya que es impresionante cómo nuestra ciudad está cada día peor.
    Saludos.